miércoles, 14 de enero de 2015

La vagina ausente

El viento serrano de Córdoba
la piel fría
la sombra inmóvil
el placer de la costumbre
el marchitar del crisantemo 
el río manso
el sueño postergado 
la vigilia de una espera fructífera 
la desolación de un momento
la esperanza fugaz
el rencor hecho carne
la lluvia bailando en el espejo
el mate amargo
las consecuencias
el sujeto y el predicado
el temporal
la espuma de la costa
la novela que espera el roce
el placer casi perverso de despejarse
el atardecer bajo los viejos robles
los posibles errores proscritos
el puñal
el dedo que late en su corte profundo
la tristeza de toda la vida
la caricia sutil en la mejilla
las uñas perfectas de una madre
la casa en silencio

el dinero perdido
lo que nunca se entenderá
el museo vacío
las distancias que dan claridad
la palabra arriesgada como la realidad
los héroes derrotados

el silencio que grita bien fuerte
todos los invitados
otro cuerpo que era indispensable destruir

la tempestad
el merecimiento implícito
la simultaneidad azarosa
tu mano
los ojos bien abiertos
el labio partido
la fragilidad mutua
la cara pálida
la vagina ausente
el eco
la vagina ausente
un amor 
y el momento exacto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada